jueves, 27 de agosto de 2015

Arles 2015, lo bueno si breve dos veces bueno

Era la primera edición efectiva de Les Rencontres d'Arles con Sam Stourdzé a la cabeza, ya que en la anterior tomó el mando a pocos meses de la inauguración, y tenía ganas de ver si habían habido grandes cambios en la organización y contenidos del festival, así cómo ver el avance de las obras de la Fundación Luma en el recinto de los Ateliers y en concreto el edificio obra de Frank O. Gehry. En cuanto a la primera duda, sinceramente no he notado grandes cambios en la estructura del festival tras la marcha de François Hébel, se repite la fórmula año tras año, al menos en los últimos cinco. En cuanto a las obras la sensación es de que o son monstruosas o no están yendo al ritmo marcado, sí que habían pabellones reacondicionados pero el edificio emblema parece que aun está lejos de ser lo que se podía ver el año pasado en la maqueta que se exhibía.

Esplanada de Les Ateliers en obras.
Les Rencontres d'Arles sigue siendo el mismo cocktail con los mismos ingredientes; unas grandes estrellas, en esta ocasión Stephen Shore y Walker Evans, una mirada al pasado; esta vez recordando el trabajo de Las Vegas Studio un poco a toro pasado, una serie de fotógrafos bajo una etiqueta o bandera, este año los japoneses, unos cuantos archivos que salen a la luz, esta vez vimos los indígenas de la Tierra del Fuego y un recorrido histórico por la representación de la esfinge de Gizá además de los archivos de la apabullante MEP u otras colecciones, unas cuantas propuestas de revelaciones, algunas muy interesantes, los trabajos de los alumnos de la ENSP de Arles y de los programas asociados de la Fundación LUMA y libros, muchos libros. Es un formato que funciona y cuyo éxito reside en buscar un equilibrio que guste a todos, siempre algo te agradará. Eso sí, este año es un cocktail pero ya no es un trago largo, se agradece la reducción del número de exposiciones, aunque no sé si ello se debe a motivos temporales por las obras de los Ateliers.

Llego a Arles y comienzo visitando l’Eglisse des Pères prêcheurs, donde hay una instalación con fotografías de Martin Parr y música de Mathieu Chédid. Me acuerdo de Mathieu Chédid y su machistador, hace un tiempo de eso, me viene a la cabeza un tipo con una estética un tanto extravagante. Antes de entrar me parecía un experimento interesante, un juego de fotografía y música, una relación que me atrae. Una vez dentro la instalación me pareció divertida, Parr sabe muy bien cómo mantener la atención por sus fotografías dando una vuelta de tuerca, pero en mi opinión y reconozco que tampoco le dediqué quizás el tiempo necesario, no vi tan obvias las asociaciones de imágenes y sonidos, curioso me pareció que en cada espacio se proyectara sobre el muro el nombre del intrumento, como si se necesitará dar pistas.

Martin Parr y Mathieu Chédid. MMM. Église des Frères prêcheurs.
Las tumbonas de Martin Parr. Église des Frères prêcheurs.
Para disfrutar de la instalación podías utilizar una de las tumbonas creadas para la ocasión y estampadas con las clásicas fotografías de turistas realizadas por Martin Parr, muy divertidas aunque no igual de cómodas, se podían conseguir al módico precio de 250€.

A Mathieu Chédid se le podía ver también en una de las portadas de discos expuestas en los Ateliers des Forges, impresionante exposición que mostraba de forma más evidente esa relación entre música y fotografía.

Laurent Seroussi, portada de M. Qui des nous deux. Atelier des Forges.
Exposición Total Records. Atelier des Forge
En los Ateliers también se podía visitar la exposición de Las Vegas Studio, en la que se podían ver las fotografías recuperadas de los archivos de los arquitectos Robert Venturi, Dennis Scott Brown y el colaborador Steven Izenour, realizadas en 1968 durante un viaje a Las Vegas junto a estudiantes de arquitectura. Las fotografías fueron encontradas hace ya unos 5 años y por entonces se publicó un libro con ellas y alguna entrevista, en este blog le dediqué una entrada. Me sorprende que hayan pasado 5 años para que dichas fotografías hayan saltado del libro a la pared.

Las Vegas Studio. Grande Halle, Parc des Ateliers
Las Vegas Studio. Grande Halle, Parc des Ateliers
Del viaje de 1968 a la Vegas salió un libro icono durante muchos años en el que se describía arquitectónica y urbanísticamente la ciudad de Las Vegas con el título "Learning from Las Vegas", en él se trataba muchos temas, entre ellos el concepto del negocio que incorpora el reclamo publicitario en sí mismo, es decir ¿por qué añadir un cartel publicitario a una tienda de donuts si podemos hacer la tienda con forma de donut? Esta idea es el punto de partida del proyecto de Olivier Cablat, que de forma obsesiva trata de crear un archivo de la evolución de estos edificios de formas singulares, partiendo del famoso pato fotografiado por Venturi.

Olivier Cablat. Duck, a theory of evolution. Grande Halle, Parc des Ateliers
La exposición me agradó, me gusta que partiendo de una idea tan sencilla se desarrolle un estudio extenso, con información abundante y un trabajo de investigación largo, mostrado de forma divertida en sala, con una réplica del pato y con composiciones a modo de evolución darwinista. Lamentablemente el catálogo no estaba a la altura de la exposición y tan sólo mostrada imágenes en sucesivas páginas perdiéndose esos juegos expositivamente atractivos.

Olivier Cablat. Duck, a theory of evolution. Grande Halle, Parc des Ateliers
Olivier Cablat. Duck, a theory of evolution. Detalle del libro Learning from Las Vegas
en vitrina. Grande Halle, Parc des Ateliers
Y hubo más Las Vegas en Arles, la exposición de Toon Michiels que se podía ver en la Église des Trinitaires, el trabajo trata de combinar la visión archivística de los Becher con la práctica realizada por Walker Evans de introducir textos en sus fotografías, algo acorde con el objetivo de los anuncios publicitarios de neón. Este trabajo no me sorprendió pues previamente había visto uno de similares características realizado por la fotógrafa Sandra Gómez.
Toon Michiels. American Neon Signs by day and night. Église des Trinitaires
Toon Michiels. American Neon Signs by day and night. Église des Trinitaires
En el Grand Halle exponían muchos autores, algunos de corte documental como los de Ambroise Tézenas o Thierry Bouët que recopilan fotografías de turismo de lugares de tragedia o de personas que venden por internet objetos curiosos, en ámbos casos el texto, la historia, iba muy por delante de las fotografías, siendo éstas un testimonio de lo narrado en la cartela correspondiente, ello no quita que sean unos trabajos interesantes.

Con los trabajos que disfruté más fue con los expuestos en Cosmos Arles Book de autores que sigo desde hace tiempo, el objeto fotográfico de Cyrille Weiner y Grégory Lacoua, de factura excelente, la instalación de Stéphanie Solinas que combina lenguaje fotográfico, lenguaje braille y escultura, siempre conceptualmente sólida y muy original en sus proyectos. El tercer autor, Miguel Angel Tornero mostraba su trabajo Random Series, fotocomposiciones conseguidas de forma aleatoria y que gracias al software de photo-stitch, lo que podría ser un error de composición, gracias al azar, deviene en una nueva imagen que tras un tiempo de observación acaba descubiendonos una nueva realidad, un tanto surreal. Tornero recibió una mención especial en el premio de libro de autor con su Random Series.

Cyrille Weiner y Grégory Lacoua. Twice
Stéphanie Solinas. Les déserteurs
Miguel Angel Tornero. The Random Series
Junto a estos trabajos expuestos en pared se podrían ver todos los libros presentados en Arles, entre ellos en la sección de maquetas disfruté especialmente con Cosmic Surgery de Alma Haser, un fotolibro en el que se explora la tercera dimensión del retrato fotográfico.

Alma Haser. Cosmic Surgery
Exposición de libros. Magasin électrique.
Interesantes me parecieron algunos de los trabajos expuestos en la sección de descubrimientos, el archivo que se mueve entre la realidad y la ficción realizado por Robert Zhao Renhui, presentado con la solemnidad de un archivo, como un flujo en pared, cada ficha identifica un animal o vegetal, incluyendo según las convenciones archivísticas una imagen fotográfica, cuando se lee la ficha completa empiezan a surgir las dudas, en algunas ocasiones más evidentes que en otras. En cierta manera hay resonancias con otros archivos que juegan con la dualidad realidad-ficción como The Atlas Group de Walid Raad.

Robert Zhao Renhui. A Guide to the Flora and Fauna of the World
Robert Zhao Renhui. A Guide to the Flora and Fauna of the World
Otro trabajo atractivo, dado que últimamente ando interesado en la representacion del conflicto, es el de Lisa Barnard, que nos presenta las relaciones entre la guerra, la industria del entretenimiento y la tecnología, haciendo evidente el uso cada vez más importante de la imagen en la guerra, una muestra de ello es el software de immersión utilizado por soldados como entrenamiento prévio al campo de combate o el uso de drones, en los que la imagen remota permite sus maniobras. La instalación nos muestra estos elementos que configuran el escenario de la guerra contemporánea.

Lisa Barnard. Hyenas of the Battlefield, Machines in the Garden
Lisa Barnard. Hyenas of the Battlefield, Machines in the Garden
Era curioso ver cómo proyectos cuya materialización principal ha sido el fotolibro se materializaban en el espacio expositivo, los proyectos de Julián Barón se mostraban en una instalación que te aislaba completamente del resto de espacio expositivo, creando un ambiente ciertamente angustiante, Tras imágenes de gran tamaño de sus proyectos Censura y Tauromaquia, se proyectaba fotogramas de Los últimos días vistos del rey, tres proyectos que nos hablan sobre el uso de la imagen por el poder.

Julián Barón. Censura, Tauromaquia y Los últimos días vistos del rey
Julián Barón. Censura, Tauromaquia y Los últimos días vistos del rey
Julián Barón recibió el premio revelación junto a Pauline Fargue, una autora que al igual que Julián Barón, trabaja el fotolibro, en su exposición combina fotografías de gran formato junto a libretas intervenidas con fotografias, dibujos y textos. La línea que une ámbos formatos en la pared expositiva nos remite a la lectura lineal del libro.

Pauline Fargue. Nul jour.
Pauline Fargue. Nul jour.
Un par de proyectos me gustaron por aquello de cuestionar los límites de lo que entendemos por fotografía. Dos instalaciones incluían escultura, ¿podríamos hablar de impresión 3D como fotografía?, ¿si la impresión convencional, en 2D, la entendemos como fotografía, lo es también la 3D? ¿O es bien escultura por utilizar volumen? Junto a la instalación de Paola Pasquaretta encontrábamos la de la pareja The Cool Couple.

The Cool Couple. A Kind of Display
The Cool Couple. A Kind of Display
Paola Pasquaretta juega con las formas de representación, confrontando fotografía y escultura en un trabajo además de conceptual un tanto poético. El proyecto de The Cool Couple trata sobre el uso de la barba a lo largo de la historia, en la que se dan contradicciones evidentes en sus motivaciones y usos,  haciendose palpables en sus representaciones. Cuando asistí a la exposición no se realizaba la performance en el centro del espacio expositivo.

Paola Pasquaretta. Tephra
Paola Pasquaretta. Tephra
Para acabar un par de exposiciones con las que disfruté especialmente, aquellas en las que sientes una especie de síndrome de Stendhal pero reemplazando monumentos por fotografías, es el caso de la muestra dedicada a Stephen Shore, comisariada por Marta Dahó, mostraba los trabajos más importantes de uno de los genios del paisaje contemporáneo y la exposición dedicada al trabajo editorial de Walker Evans.

Stephen Shore. Espace Van Gogh
Stephen Shore. Espace Van Gogh
Walker Evans. Musée Départamentale Antique d'Arles
Walker Evans. Musée Départamentale Antique d'Arles
Siempre hay sorpresas en Arles, una de ellas fue la instalación a modo de constelación de Cloé Vignaud, su proyecto México Salvaje es una interpretación del libro "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño. En la instalación además se podía hacer una edición de las fotografías con ayuda de un monitor táctil, creando cada cual su secuencia.

Cloé Vignaud. Mexico Salvaje. Couvent Saint-Césaire
Cloé Vignaud. Mexico Salvaje. Couvent Saint-Césaire
Cloé Vignaud. Mexico Salvaje. Couvent Saint-Césaire
Cloé Vignaud. Mexico Salvaje. Couvent Saint-Césaire
Cloé Vignaud. Mexico Salvaje. Couvent Saint-Césaire
Cloé Vignaud. Mexico Salvaje. Couvent Saint-Césaire
Dejo muchas cosas en el tintero pero esta entrada ya se ha alargado demasiado, podéis encontrar información completa sobre lo que se puede ver en Arles en la página del festival, todavía tenéis unas semanas para visitarlo.

Más fotografías aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...