miércoles, 26 de mayo de 2010

Caminando entre lo natural y lo construido


Hace pocos días dí por finalizado mi proyecto que trata de documentar ese territorio compartido por el medio natural y el construido, en concreto en el espacio ocupado por polígonos industriales en la comarca del Vallès Oriental.

Hace unos once años entré a trabajar en una empresa que está situada en uno de estos polígonos, una zona que era desconocida para mi hasta entonces. Lo que más me sorprendió era la combinación de la naturaleza tan exuberante que había en esa zona y la presencia de masías que compartían el espacio con grandes construcciones de hierro y cemento, y de redes de carreteras y autopistas, era una combinación que me llamaba tremendamente la atención. Desde entonces me gusta imaginar como debería ser ese entorno natural sin la presencia de ninguna construcción y es por ello que ahora en estas imagenes he intentado identificar aquellos elementos de lo construido que alteran el paisaje actual para así sustraerlos mentalmente y conseguir la imagen que desearía.

Como referentes he tomado las imágenes de los autores de la New Topographics así como de la escuela de Düsseldorf, dos corrientes que me atraen en la forma tan descriptiva que tienen de abordar los motivos.

Todas las imágenes que aparecen en este libro han sido tomadas en polígonos industrales localizados en Mollet del Vallès, Parets del Vallès, Montmeló, Montornès del Vallès, Lliçà de Vall y Lliçà de Munt durante los meses de octubre de 2009 y mayo de 2010.

Espero os guste y si es así, podéis conseguir una copia del libro en el previo que encabeza esta entrada.

Actualización 04/06/2010:
También podéis ver el libro en formato de publicación electrónica en issuu.com

domingo, 16 de mayo de 2010

Mariano Fortuny, fotógrafo

© Museo Fortuny Venecia. Mariano Fortuny, Gondolero en La Salute, 1900

Como deja claro el título, quiero hablar un poco sobre la faceta de fotógrafo que desarrolló  Mariano Fortuny, ya que antes de visitar la expo que le dedica Caixa de Catalunya y que se puede visitar en La Pedrera,  pensaba que fue un escenógrafo especializado en atrezzo, sin embargo fue un artista multidisciplinar.

Tuvo grandes éxitos en la escenografía, la iluminación, la pintura y la fotografía le servió en principio para hacer bocetos de aquello que quería reproducir en sus escenarios, sin embargo fue un poco más allá, sus imágenes no parecen meros bocetos sino que muestran buenas composiciones, algunas rozan el pictorialismo pero en todas se deja ver un dominio técnico, gracias también a sus conocimientos en óptica.

© Panorámica de Venecia, 1907

© Museo Fortuny Venecia. Fortuny en un viaje a Egipto, 1938

Parece ser que  Fortuny utilizó diversos modelos de cámara segun las necesidades, entre ellas una Stereographe Dubroni de los 1880s para hacer tomas en exteriores, una Eastman Kodak Panoram N4 de 1899, dotada de lente giratoria con la que realizaba panorámicas de los canales y las calles de Venecia y una cámara de placas "Gilles frères 18x24" con la que realizaba retratos, autoretratos y fotografías a elementos decorativos para reproducir posteriormente en sus escenarios.
Panoram Kodak No4
Stereographe Dubroni

© Museo Fortuny Venecia. Mariano Fortuny con la Stereographe con visor. Autoretrato

Gilles Frères 18x24

El fondo fotográfico del artista se encuentra actualmente en el Museo Fortuny de Venecia.

En el vídeo que aparece a continuación, tomado durante la inauguración de la exposición en La Pedrera, se puede ver una escena en la que Oscar Tusquets y Narcís Serra entran en un debate acerca de qué cámara debió utilizar Fortuny para sus tomas panorámicas.

Manipulación de imágenes sin retoque

 © Ajuntament de Barcelona

Una de las premisas de mi blog es no hablar de política, este blog es sólo de fotografía y los políticos no despiertan ningún interés en mi, más bien todo lo contrario, sin embargo durante la campaña de consulta a sus ciudadanos que ha realizado el Ayuntamiento de Barcelona para decidir como será una de sus avenidas existe, en mi opinión, un uso muy tendencioso de imágenes para cada  una de las opciones de la consulta.

Si os fijáis en el tríptico que abre esta entrada en mi blog y que aparece en el microsite que el ayuntamiento ha dedicado a la consulta de la Diagonal, combina tres imágenes, cada una de ellas representa una de las opciones para la Avenida Diagonal. Las dos opciones que apoya el consistorio barcelonés son las que aparecen a la izquierda y en el centro, la tercera la descarta, se trata de la opción C, es llamada "ninguna de las otras dos", que ya nos da una pista de por donde van los tiros.

Pues bien, en las dos primeras imágenes que componen el trípctico luce un sol primaveral, domina el tono verde de esa naturaleza que está en el momento de mayor esplendor, la gente pasea por la avenida o rambla tranquilamente, hay un punto de fuga claro, un horizonte. Sin embargo en la opción C se puede ver un día nublado, otoñal, se aprecian los árboles sin hojas, predominan los tonos grises y marrones, varios planos, una moto en primer término, líneas de coches, un peatón cruzando a paso firme, el edificio al fondo, todos estos planos nos privan de un claro punto de fugo, de un horizonte.

Teniendo en cuenta que las dos primeras imágenes son imágenes virtuales, ¿por qué no se ha dado el mismo tratamiento que en la imagen existente (opción C).? Que cada cual opine pero pienso que se ha utilizado una combinación de imágenes que engañan y pueden hacer cambiar la opinión de algunos ciudadanos.

Es curioso también que hasta hoy en día había visto ejemplos de manipulación con imágenes del tipo retoque de photoshop u otros trucos en ampliadora como los famosos de Stalin, de Franco o de Mao, pero en este caso la manipulación viene por la elección y disposición de imágenes no manipuladas individualmente. Es una manipulación basada en la edición.

viernes, 14 de mayo de 2010

Passanant Foto 2010

 © Pedro Arroyo. Paisaje de Passanant i Belltall

Este fin de semana pasado se celebró en el pequeño pueblo de Passanant la quinta edición del festival de fotografía Passanant Foto, festival organizado por Josep Bou y Teresa Jové.

Ésta ha sido mi primera asistencia, además de descubrir un escenario estupendo, he podido disfrutar con las intervenciones de dos grandes fotógrafos, muy similares en cuanto a su manera de afrontar el acto fotográfico pero muy distintos en cuanto al sujeto que es protagonista en su obra.

© Chema Madoz.

De una parte Chema Madoz, muy conocido ya por todos, pocas novedades se pueden decir cuando se habla de él, sin embargo hay algunas cosas que desconocía y me llamaron la atención durante su intervención. Madoz nos explicó su carrera desde los inicios y conocimos de su mano alguna anécdota, una de ellas es la que le llevó a comprarse una cámara. Desde muy joven le gustaba la música así que  empezó a ahorrar con la intención de comprarse un buen equipo, cuando ya habia reunido el dinero necesario y se decidió a comprarlo, éste había subido tanto de precio que cambió de opinión y optó por comprarse una cámara.

Pronto empezó a disfrutar con la fotografía y como su restricción presupuestaria no le permitía viajar se dedicó a fotografiar lo que tenía cerca. Entre sus primeras experiencias estuvo la de fotografiar a sus amigos, buscando la interacción de los mismos en el territorio, eligió para ello un polígono industrial. Pero cada vez más empieza a fijar la mirada en los objetos y es cuando ya da el salto al medio formato y cuando el bodegón constituye para él su único motivo fotográfico, cuestión que perdura hasta la actualidad.

También nos explicó que en sus inicios se sintió como si fuera contracorriente pues insistía mucho en la composición, dedicándole gran parte de su tiempo. Siempre quizo ser aficionado, no quería trabajar por encargo, sin embargo claudicó ante la oferta de un diario debido a que destestaba su trabajo y era la única manera de dejarlo. Realmente lo que quería era emocionarse con sus imágenes como lo hacía con las de otros, entre estos él mismo nos citó a Kertész, a Magritte o a Duane Michals.

Otros aspectos que me sorprendieron de su charla fue saber que en su taller (no se atreve a llamarlo estudio) no utiliza ningún tipo de iluminación controlada, todo es iluminación natural. Esta es una de las características de sus bodegones, tienen luz natural, eso implica un gran trabajo para conseguir moldear esa luz no controlada, él dice que con el tiempo ha acabado por dominar la luz que entra en su taller.

Para acabar nos dijo que él no quiere provocar risa en el espectador cuando ve sus imágenes sino quiere descolocarlo con una segunda lectura del objeto fotografiado, es tan sólo eso, tarea nada fácil por otra parte y que consigue con maestría.

© Jesús Micó.

La otra intervención vino de la mano de Jesús Micó, ganas tenía de escucharle pues había oido buenas críticas de él y tengo que deciros que no me defraudó para nada. Jesús Micó combina el academicismo en sus explicaciones con una pasión, incluso visceral en algún momento, en la plasmación de sus proyectos.

Nos habló de la relación entre fotografía y existencia, de la preocupación de muchos fotógrafos en mostrar lo que tienen delante de la cámara en lugar de mostrar lo que hay detrás de la cámara, él ha optado por este segundo camino, de como la fotografía y la vida personal se pueden retroalimentar para conseguir un fructífero proyecto fotográfico y vital.

Nos mostró también una proyección de imágenes de las dos etapas de su proyecto Natura Hominis, el llamado taxonomías que pretende una desmitificación del desnudo mediante una serie de retratos de cuerpos, donde la repetición lleva a una democratización del desnudo, gracias también a la falta de identidad en estos retratos. Por otra parte escenarios, la segunda etapa del proyecto, pretende ser un diario autobiográfico del autor en imágenes de gran tamaño, éstas compuestas a su vez de mosaicos de otras imágenes y presentadas en murales con una altura de 8 metros, recuerdan en cierta manera a imágenes de David Hockney.

Además de las intervenciones de Madoz y Micó, vistamos unas exposiciones en diferentes ubicaciones del pueblo de Passanant. En una se mostraban imágenes del proyecto Dubailand de Aleix Plademunt, que no pudo estar presente ya que estaba en Vancouver tomando imágenes para su próximo proyecto.


© Pedro Arroyo. Chema Madoz visitando la expo de Aleix Plademunt

En la sala donde se podían ver las imágenes de Plademunt, la organización obsequió a aquellos que habían asistido a las cinco ediciones que se han celebrado del festival, premiando así su fidelidad al evento.

© Josep Bou. Participantes en Passanant Foto 2010

© Pedro Arroyo. Asistentes a las 5 ediciones del festival

Al final de la jornada se presentó el libro "Viatge a la conca de Barberà 1", iniciativa también de Josep Bou y Teresa Jové, donde se recogen imágenes de varios pueblos de la comarca realizadas por diferentes fotógrafos, donde destacaría el trabajo de Eugeni Gay, que ha conseguido captar el carácter cautivador de Passanant abstrayendo ciertos elementos de su paisaje y dándole un aire misterioso. Podéis ver las imágenes que Eugeni Gay ha realizado para este libro aquí.

© Pedro Arroyo. Presentación del libro "Viatge a la Conca de Barberà 1"

© Eugeni Gay. Imagen de Passanant