domingo, 6 de marzo de 2011

Itinerario "Anem a cal fotògraf"

Ayer, 5 de marzo de 2011, se inició un itinerario que se repetirá durante los próximos tres sábados  de este mes y en el cual se visitan aquellos lugares en los cuales estuvieron emplazados los estudios y talleres fotográficos desde el inicio de la actividad fotográfica en la ciudad de Barcelona. Por aquel entonces las personas que querían retratarse debían visitar un fotógrafo dada la incipiente extensión de la fotografía, de ahí su nombre "Anem a cal fotògraf", expresión catalana cuya traducción al castellano sería "Vamos a casa del fotógrafo".

Este itinerario coincide en el tiempo con la exposición que el Arxiu Fotogràfic de Barcelona (AFB) está dedicando a la saga de fotógrafos Napoleon, inaugurada hace unas semanas, y en mi opinión es un complemento perfecto a la misma. El itinerario de ayer contó con unas guías de excepción, María de los Santos García Felguera, co-comisaria de la exposición que se puede ver en el AFB y Núria Fernández Rius, doctoranda que está realizando su tesis sobre los fotógrafos que desarrollaron su actividad a finales del siglo XIX en Barcelona y su participación en la Sociedad Fotográfica Francesa como forma de adquirir un sello de profesionalidad que borrara cualquier duda sobre su oficio.

Peatones ante la imagen del edificio del Estudio Napoleon tal como era en el s. XIX
El itinerario se inicia en la Rambla, justo a la altura del Frontón Colón, otrora estudio fotográfico de Antonio Fernández y Anaïs Napoleon conocido por el nombre de "taller de fotografía de Mr. Fernando y Anaïs Napoleon", por las dificultades de Anaïs de pronunciar el apellido Fernandez.

La fotografía de archivo delante del edificio actual
Subimos unos metros La Rambla, hasta la plaza del Teatre, allí se encontraba el estudio de Antoni Esplugas, en un edificio que todavía está en pie, el de la fachada rosa. Tuvo cierto éxito su fotografía esteroscópica de desnudos.

Nuria F. Rius nos señala la ubicación del estudio de Antoni Esplugas
Justo enfrente, en la azotea del Teatre Principal, permanece la estructura perteneciente al taller de fotografía de Fialdro, por el que pasaron innumerables cantantes, actrices y músicos que allí acturaron. Parte de la estructura permanece en pie a día de hoy, a pesar de la obligación de eliminarla en caso de cesar la actividad. Bajo el nombre Fialdro había una pareja de fotógrafos, Emilia Sebastià Silva y Miguel Figuerola Aldrofeu), quien fue el que dió nombre al taller.

Taller de fotografia en el Teatre Principal donde se fotografiaron numerosos actores
Nos adentramos en una de las calles para llegar al número 6 de la calle Aglà, donde se encontraba el estudio del fotógrafo Joan Martí, famoso por sus álbumes Belleses de Barcelona y Girona.

Cerca del Taller de Joan Martí
Seguimos nuestra ruta hasta la Plaça Reial y nos detenemos en el número 10 donde se encontraba el estudio de Monsieur Oscar Audouard.

A las puertas del taller de Audouard padre
Salimos de nuevo a La Rambla y visitamos el estudio de su hijo, Pau Audouard, en el actual número 56.

En el taller de Audouard hijo
Un divertido reclamo del fotógrafo Pau Audouard
Cruzamos la Rambla y al otro lado a la altura de la calle Unió se encontraba el estudio del francés Monsieur Franck, estudio que compitió con el de Napoleon por la hegemonía del retrato en Barcelona. Finalmente Franck cesó la actividad al marchar a su país.

Maria de los Santos García Felguera nos muestra la ubicación del Estudio de Franck
Una muestra de la lucha por la hegemonía en la Rambla de Franck y Antonio Fernández Napoleon es que fueron objeto de una caricatura que ponía de manifiesto la presencia de sus estudios fotográficos a ambos lados de la Rambla. También nos hace referencia a la morosidad en este tipo de servicios.

Retratomanía, la ilustración que apareció en "El Cafe"
Seguimos subiendo más hasta la calle Hospital, allí tenía su estudio Rafel Areñas.

En la entrada a la calle Hospital
Nos dirigimos hacia la calle Ferran, en esta calle encontramos varios de los estudios. El primero se ecuentra en la calle Aroles, se trata del estudio de Moliné i Albareda.

Estudio de Moliné i Albareda, imposible permanecer más que unos segundos en este lugar ...
Avanzamos un poco más y sin entrar en la Plaza Reial, nos quedamos en el Pasaje Madoz, en el número 5 se encontraba el estudio de Heribert Mariezcurrena.

En el pasaje Madoz
Seguimos de nuevo por la calle Ferran y nos paramos a la altura de la Iglesia de Sant Jaume. En su fachada se situaban escaparates con fotografías realizadas por el estudio Napoleon y Matorrodona.

Podemos hacernos una idea de la cantidad de público que veía los escaparates a la salida de misa
Ya en la Plaça de Sant Jaume se encontraba otro estudio, el de los Hermanos Partagás, podemos ver en la imagen la azotea donde se encontraba ubicado.

En este caso, la estructura del estudio fue desmontada al cesar la actividad
Y acabamos el itinerario en la Plaça de l'Àngel, en el lugar que ocupa actualmente la Via Laietana se ubicaba otro estudio Napoleon. La construcción de esta via provocó el derribo del edificio donde éste se encontraba. Como anécdota señalar que también fue derruido el edificio del Gremio de Calderers, siendo su fachada trasladada tiempo más tarde a la actual Plaça de Sant Felip Neri.

El plan Cerdà arrasó con estos edificios
Os recomiendo os apuntéis a uno de los siguientes sábados pues las explicaciones que se dan durante el itinerario son muy entretenidas y desvelan muchas curiosidades de nuestra ciudad no sólamente fotográficas. Aquí tenéis los datos para apuntaros;

Fechas: Sábados 5, 12, 19, y 26 de marzo.
Horario: De 11h a 12.30h
Precio: 4€
Punto de encuentro: Frente a Frontó Colom, Rambla Santa Mònica, 18
Información e inscripciones: 93 256 34 20 ó arxiufotografic@bcn.cat

En el mapa adjunto podéis ver donde se encuentra cada uno de los lugares que forman parte del itinerario.



Ver Itinerari Anem a cal fotògraf en un mapa más grande


Y al acabar el itinerario, también os recomiendo acercaros hasta el Arxiu Fotogràfic de Barcelona y visitar la exposición sobre los Napoleon, podréis ver unos maravillosos daguerrotipos, cedidos por coleccionistas privados para esta exposición, las clásicas carte de visite, los trabajos de retoque de imágenes que ya se hacían por entonces, atrezzo utilizado en sus estudios, no hay sin embargo ninguna oveja disecada, incluso Napoleones "falsos", todo está inventado y a las puertas del Arxiu os podréis hacer un retrato que os trasladará al siglo XIX.

En la sala de exposiciones disfrutando de los daguerrotipos
Durante las explicaciones de Núria, la instalación a pleno rendimiento
La instalación donde retratarse, en un momento de calma
____________________
Más información:

(1) María de los Santos García Felguera. Los estudios de fotografía en la Barcelona de fin de siglo: Audouard y Napoleón..
(2) María de los Santos García Felguera. "Anaïs Tiffon, Antonio Fernández y la compañía fotográfica "Napoleon"..
(3) Anna F. Rius. "Fotògrafs barcelonins a les Exposicions Universals de París i a la Société Française de Photographie, 1859-1889"
(4) Rafel Torrella. Joan Martí, fotògraf de Belleses. 

domingo, 13 de febrero de 2011

Albert Gusi. El paisaje en la cabeza.

Albert Gusi es un artista que utiliza la fotografía como medio para explorar el territorio, para documentar nuestra relación con el paisaje, para que nos cuestionemos el uso que hacemos del mismo y en muchos de sus proyectos hay un componente participativo y de entretenimiento muy importante. Precísamente éste fue uno de los aspectos de su trabajo que más me sorprendió cuando lo conocí hace un par de años en la escuela superior de fotografía GrisArt, escuela en la que imparte clase y es coordinador de actividades y relaciones externas.

Albert Gusi se sirve de intervenciones o acciones, desde simular una fumarola en un volcán fuera de actividad hasta recrear el campo de juego del Camp Nou sobre un terreno sinuoso del municipio más pequeño de Catalunya, para conseguir representar el paisaje. De ahí el nombre de la exposición, el paisaje en la cabeza, pues siempre el mismo está presente y conforma el eje central de su obra.

Albert Gusi a la entrada de la exposición en el CDAN. © Pedro Arroyo

Desde hace unas semanas, el Centro de Arte y Naturaleza - Fundación Beulas (CDAN), le dedica una exposición retrospectiva con una selección de trabajos que ha realizado durante los últimos diez años. Además, en esta exposición se incluyen dos nuevos proyectos que han sido realizados para esta exposición y que tienen por escenario el paisaje oscense, provincia donde se encuentra ubicado este centro dedicado al arte y el paisaje.

Este fin de semana tuvimos la oportunidad de visitar la exposición acompañados por el mismo Albert Gusi y él nos fue explicando la exposición, intento transmitiros con algunos comentarios y unas imágenes que tomé lo que en el CDAN se puede ver hasta el 6 de marzo de 2011.

Unas gigantescas pelotas de playa nos reciben a la entrada, pertenecen a su proyecto "Por el glacial del Aneto bajan cuatro pelotas de playa gigantes", proyecto que está en curso pues la idea es dejar caer dichas pelotas a lo largo de la ladera helada de la montaña del Aneto a finales de abril o principios de mayo.

© Pedro Arroyo
A continuación vemos imágenes de proyectos en los que el papel fotográfico entra en contacto con la naturaleza, sea la tierra o el viento, se trata de fotogramas, en dichas imágenes no se utiliza ningún tipo de cámara fotográfica. También se incluyen imágenes que tratan de documentar la acción fotográfica. Entre estos proyectos encontramos "planchando el viento", "rastreando el territorio con papel fotográfico", "aviones fotográficos de reconocimiento", "explosión fotográfica en la troposfera" y "Messor: las hormigas (re)coleccionistas". Otros proyectos que también se pueden ver los podéis encontrar en la web de Albert Gusi bien documentados.

Imágenes del proyecto "planchando el viento". © Pedro Arroyo
Proyecto "rastreando el territorio con papel fotográfico" © Pedro Arroyo

Proyecto "aviones fotográficos de reconocimiento". © Pedro Arroyo

Proyecto "aviones fotográficos de reconocimiento". © Pedro Arroyo

Proyecto "explosión fotográfica en la troposfera". © Pedro Arroyo

Proyecto "Messor: las hormigas (re)coleccionistas". © Pedro Arroyo

Proyecto "Messor: las hormigas (re)coleccionistas". © Pedro Arroyo

Proyecto "Messor: las hormigas (re)coleccionistas". © Pedro Arroyo

Quizás por razones expositivas está separado físicamente de estos últimos proyectos que acabo de citar, otro de iguales características, que se puede ver en otra sala, se trata de "línea fotográfica atravesando los límites comarcales del Berguedà y el Ripollès", evidenciando que a menudo las divisiones territoriales responden a otras motivaciones diferentes a las paisajísticas.

Proyecto "línea fotografica atravesando los límites...". © Pedro Arroyo

A continuación la exposición sigue con otros proyectos en los que sí se emplea la cámara fotográfica  y en los cuales el sujeto activo es el paisaje. Uno de ellos es el proyecto "objetivo Medacorba" cuya finalidad es obtener una fotografía  en la que aparezcan tres países, para ello Albert Gusi sube a una cima y despliega las patas larguísimas de un artesanal trípode que sostiene una cámara disparada remotamente y que consigue así la imagen deseada. La acción fotográfica es también documentada, en definitiva la obra final no es únicamente la foto perseguida sino todo lo que rodea la acción de fotografiar.

Proyecto "objetivo Medacorba". © Pedro Arroyo

Proyecto "objetivo Medacorba". © Pedro Arroyo

Proyecto "objetivo Medacorba". © Pedro Arroyo

Un proyecto interesante que introducía al principio de la entrada y que podemos ver a continuación es el de la "simulación de una fumarola en el volcán Montsacopa de Olot". En este proyecto lo interesante es captar la atención del público que participa activamente en el registro de la intervención en el paisaje. El objeto final creado a partir de esta intervención es una cámara de juguete, de las que se venden como souvenir y cuyas postales son una selección de imágenes que los espectadores tomaron durante la intervención.



Proyecto "simulación de una fumarola en el volcán Montsacopa de Olot". © Pedro Arroyo

Seguimos con más volcanes, proyecto "de (+) volcanes", en este caso se trata de introducir el color en un paisaje volcánico, el resultado son unas imágenes coloristas muy atractivas, efecto que se potencia por el uso de unas cajas de luz utilizadas como soporte.

Proyecto "de (+) volcanes". © Pedro Arroyo

Proyecto "de (+) volcanes". © Pedro Arroyo

En otro proyecto, "aproximación a una geografía cultural catalana", que podemos ver en el CDAN,  Albert Gusi juega con los nombres de personajes famosos de la cultura catalana y su correspondiente representación en el paisaje. En dicha serie podemos ver a personajes tales como Pau Riba (ribera en castellano),  Pepa Plana (llano), Ferran Torrent (torrente) ....

Proyecto "aproximación a una geografía cultural catalana". © Pedro Arroyo

Uno de los proyectos más llamativos que podemos ver es el del trazado exacto al del Nou Camp en los terrenos sinuoso del municipio más pequeño de Catalunya. "Un Nou Camp a Sant Jaume de Frontanyà" es una acción sobre los terrenos de Sant Jaume de Frontanyà se hizo coincidiendo con un concierto de Bruce Springsteen en el campo del FC Barcelona, que hizo desaparecer el terreno de juego.


Para dejar registro en papel de esta intervención se ha editado un libro con cinco imágenes de gran tamaño que vienen en un estuche, obra de Tinta Invisible Edicions, una editora barcelonesa que hace verdaderas maravillas.

Proyecto "un Nou Camp en Sant Jaume de Frontanyà". © Pedro Arroyo
Proyecto "un Nou Camp en Sant Jaume de Frontanyà". © Pedro Arroyo

En "utensilios alzadores fotográficos" Albert Gusi idea un sistema para elevar el punto de vista y conseguir así imágenes no habituales dejando también al azar una parte importante de la creación de esas imágenes.

Proyecto "utensilios alzadores fotográficos". © Pedro Arroyo

Proyecto "utensilios alzadores fotográfico. © Pedro Arroyo
Para acabar os muestro imágenes de los dos proyectos realizados exclusivamente para esta exposición. En uno de ellos una cámara de video registra el tránsito de turistas que visitan el Parque Natural de Ordesa y contabiliza el número de fotografías que estos realizan a la espectacular cola de caballo. Un registro de como la fotografía es utilizada para mantener la memoria del lugar visitado y como documento de la monumentalidad de lo allí visto.

Proyecto "objetivo la cola de caballo". © Pedro Arroyo

El otro proyecto  documenta la vista de la Hoya de Huesca desde los dos puntos más altos, la torre del Castillo de Loarre y la torre de la Catedral. El proyecto consiste en una panorámica esférica en la que el observador puede controlar el punto de vista con ayuda del mando de una consola de videojuegos Wii.

Proyecto "el paisaje de la hoya de Huesca ...". © Pedro Arroyo
Proyecto "el paisaje de la hoya de Huesca ...". © Pedro Arroyo

Deseamos mucha suerte a Albert Gusi en esta exposición que le dedica el CDAN y en sus próximos trabajos.

domingo, 30 de enero de 2011

"Fotografío para documentarme a mí".

Existen muchos criterios a la hora de clasificar las fotografías, las etiquetas están al orden del día, unos hablan de retratos versus paisajes, otros de fotografía documental versus artística y los hay que diferencian entre imágenes que desarrollan una idea o concepto de otras imágenes en las que las sensaciones y la emotividad son el leit-motiv.

Este último criterio es a menudo motivo de controversia dado que hay una tendencia natural a que las imágenes ilustren un concepto, idea o historia. En el momento en que un fotógrafo se toma la licencia de encadenar imágenes sin ninguna aparente relación, cae la sombra de la duda sobre él, sobre la honestidad de su trabajo. A veces esto es agravado porque en este tipo de proyectos suelen repetirse una serie de elementos y/o estéticas muy características del género, lo cual genera confusión.

Roger Guaus. Imagen de su serie Arrelat

Muchos de estos proyectos, donde no existe un concepto tras la serie, son los llamados proyectos de diario íntimo, en los que las imágenes lo que hacen es conformar el mundo personal del fotógrafo.  Roger Guaus tiene una frase que lo resume perfectamente "fotografío para documentarme a mí". Precisamente si hay un fotógrafo que encaja en esta calificación es sin duda Roger Guaus.  Hasta hace unos días estaba exponiendo en Barcelona y cuando unos amigos visitamos su exposición titulada Arrelat en la Galería H2O, se reprodujo lo que os comentaba en el párrafo anterior.


Algunos de los que visitaron la exposición eran muy críticos con las imágenes que allí se veían, en muchos casos la crítica iba dirigida a la imperfección o al carácter amateur que las imágenes podían tener, ya sea por no cumplir algunas reglas compositivas, por incorrecto grado de exposición o el uso intrusivo del flash. Todo esto hizo que se creara esa incomprensión y duda acerca del autor y su obra.

Roger Guaus. Imagen de su serie Arrelat

Días después de la exposición, Roger Guaus nos visitó en las instalaciones de AtelierRetaguardia para una charla dentro del curso que imparte Israel Ariño. Lo esperábamos con muchas ganas y pusimos los cinco sentidos para que no se nos escapara nada de lo que decía.

Como resumen de su charla puedo deciros que Roger es una persona que se cuestiona contínuamente porqué hace fotos, qué tipo de fotografía hace, desmitifica la imagen del fotógrafo y se plantea también cual es su futuro en el mundo de la fotografía, incluso dejando caer la idea de abandonarla si no puede evolucionar en sus proyectos. Todo ello me parece que parte de una persona con una profunda honestidad, y no tanto una honestidad hacia el público que verá sus imágenes, sino una honestidad hacia sí mismo porque para él fotografiar es una necesidad vital y como tal quiere que esté de acuerdo a sus principios.

Roger Guaus, según sus palabras, fotografía por cuatro razones; por su necesidad de creación, ésta la comparto plenamente, por sus deseos de exhibicionismo, aunque también con muchas preguntas de por qué,  como terapia, la fotografía le da sentido a su vida, por su capacidad generadora de una identidad, para canalizar sus fantasías e ilusiones, por ejemplo en sus fotografías están presentes el sexo y la muerte, y por el reconocimiento social, al ser fotógrafo entras en una red social en la que eres alguien. La cuarta razón es para documentarse a si mismo, pero no le interesa las imágenes que ve la gente de él, sino cómo se acerca a los motivos, en su opinión esto es lo que más habla de él.

La forma de trabajar de Guaus es pasiva, excepto en su proyecto de Residencia en Marsella, él se dedica a observar, a dejar que las cosas sucedan y un estado que a veces no es del todo lúcido tomar imágenes de aquello que está aconteciendo a su alrededor, un claro ejemplo es su proyecto de Arles, en el que aparece su colectivo Smoke.

Una de las características de sus proyectos es la masividad de imágenes que forman parte de sus proyectos, de hecho sus series al ser autobiográficas son series inacabadas, que se van alimentando contínuamente de imágenes nuevas. El mismo opina que la masividad de imágenes es algo que da más sentido a su obra. Curioso pero esto le acerca a la obra de autores donde el concepto es casi más importante que las imágenes, podemos tomar por ejemplo el matrimonio Becher y sus innumerables y repetitivas imágenes de depósitos que hacen que su proyecto de archivo cobre sentido. En este caso comprobamos incluso como los extremos de la fotografía coinciden en algún elemento.

Otro dato importante es que Roger Guaus plantea sus proyectos para que el objeto final de su creación sea un libro, que él mismo se edita. Sus libros son una maravilla, sobretodo uno en el que utiliza imágenes de su archivo familiar titulado Unreachable, a ver si lo podemos ver acabado en breve.

Con motivo de su exposición Arrelat, Tanit Plana escribió un texto sobre Roger Guaus que no tiene desperdicio, leedlo atentamente. Y si queréis saber más de la forma de trabajar de Roger Guaus podéis apuntaros a un taller que impartirá dentro de unas semanas, aquí tenéis la información del taller.

sábado, 15 de enero de 2011

Los guardianes de nuestra memoria

Ayer, dentro del programa "Divendres Actius" de la escuela GrisArt, visitamos la Exposición de Eugeni Forcano y aprovechamos para visitar también el Arxiu Fotogràfic de Barcelona (en adelante AFB) de la mano de Jordi Serchs, su director, quien nos explicó con abundantes detalles la finalidad del AFB, así como la tipología y procedencia de los fondos y colecciones que alberga, las tareas de mantenimiento y catalogación de las más de dos millones de fotografías que custodian.

Eugeni Forcano. Exposición La meva Barcelona.

Pero el cometido del AFB, según su director, no es sólamente la custodia y mantenimiento de estas fotografías sino darles vida, de proyectarlas sobre la ciudad en forma de exposiciones o de publicaciones. Añadiría incluso, iniciativas como After Foto BCN,  la organización de un taller con el fotógrafo Mark Klett, el mayor exponente en refotografía, cuyo resultado será una serie de refotografías, utilizando fotografías del AFB, en las que se podrán apreciar los cambios que se han producido en el frente litoral de la ciudad de Barcelona de finales del siglo XIX hasta la actualidad.



Durante la charla con Jordi Serchs salieron diversos temas y uno de ellos fue el de la digitalización del fondo. Un tema que crea controversia acerca de la mejor manera de digitalizar el material. De momento y ante tales discrepancias, el AFB está escaneando y reprografiando el material. El proceso de digitalización y de incorporación a la base de datos con una serie de información obligatoria, entre ella el título, autor, firma topográfica, ... hace que el proceso de incorporación a la web de consulta que tiene el AFB sea lenta, es posible que actualmente sólo se pueda consultar en su web apenas un 1% de todo su fondo. Esto no es un inconveniente pues presencialmente y con una cita previa se puede acceder a todo el material restante.

Otro de los temas interesantes de los que se habló fue de los archivos de imágenes consultables, el del AFB es uno de ellos pera hay muchos otros. Sobre el aire quedó suspendida la idea de un registro global de todos los archivos, un punto de búsqueda común quizás, una especie de índice de todas las imágenes existentes en archvos, en este sentido parece ser que se está poniendo en marcha una iniciativa, la de Memoria Digital de Catalunya, sin embargo aglutina unos cuantos fondos, ojalá se vayan adheriendo al proyectos más instituciones.

Os adjunto una breve lista con algunos fondos consultables por internet que he ido utilizando en mis proyectos de refotografía, por si tenéis interés de ver imágenes de nuestro pasado o si queréis dar un paso adelante y trabajar con ellas, cada día son más los proyectos basados en archivo y los hay de muy interesantes como los de Arqueologia del punt de vista.


Aprovecho para comentaros, que aunque hoy, sábado 15 de enero de 2011, se clausuraba oficialmente la exposición de Eugeni Forcano, todavía se podrá visitar durante la semana que viene pues todavía no montan la siguiente exposición, que se dedicará a los fotógrafos retratistas por excelencia de Barcelona, Napoleón.

Si estáis interesados en el mundo de las fotografías antiguas y queréis saber un poco más de ellas, así como como mantenerlas, hay una guía muy interesante, escrita por Bertrand Lavédrine titulada (re)conocer y conservar las fotografías antiguas que os puede interesar, yo lo estoy leyendo ahora y me está gustando.

Y para acabar, una felicitación por el trabajo que están realizando desde este centro para mantener nuestra memoria, como he titulado esta entrada, son nuestros guardianes de la memoria, y en este archivo concreto para los que queremos mantener intacto el recuerdo de nuestra llena de historia ciudad de Barcelona.

lunes, 10 de enero de 2011

La representación del paisaje

Siempre me ha atraido el género del paisaje en la pintura y cuando empecé a utilizar una cámara  fotográfica, consecuentemente, empecé a hacer en su mayor parte fotografía de paisaje.  En mi opinión la representación del paisaje, aunque no aparezcan sujetos, habla del hombre, de como nos relacionamos con la naturaleza. Esa relación, en gran medida, nos define.

Tras repasar la historia de la representación del paisaje, es curioso comprobar como el género del paisaje ha tenido diferente evolución en la pintura respecto a la fotografía. Mientras en la pintura este género fue durante muchos años un género menor, sólamente superior al bodegón, incluso en algún momento malvisto pues no llevaba consigo ninguna reflexión y requería un menor intelecto, la aceptación de tal género como arte no llegó hasta el Trecento, la fotografía sin embargo y sobretodo en sus inicios,  en un gran número de imágenes fotográficas el motivo principal era el paisaje, era uno de los pocos temas que se podían acometer  con éxito dado la baja sensibilidad de los soportes utilizados, y la imposibilidad de congelar el movimiento, podemos recordar como ejemplo el daguerrotipo del Boulevard du Temple que hizo Daguerre en 1838.

De un tiempo aquí me he dedicado a observar detenidamente paisajes pictóricos y fotográficos  e intentar buscar un denominador común entre ellos o dar con  algunas tipologías en función de cual es la relación del hombre con el entorno natural. Tras leer algún libro y algunas otras publicaciones,  finalmente he encontrado una caracterización que me ha convencido, precisamente en la sabia wikipedia. Dicha caracterización clasifica el paisaje en tres tipologías en función de nuestra relación con la naturaleza.

El primer tipo es el de los llamados paisajes sublimes, que aparecieron con el movimiento romántico durante el siglo XVIII.  En ellos nos encontramos con imágenes de naturaleza en que de alguna manera se pone de manifiesto su superioridad respecto al hombre, que por su parte aparece frágil ante tal escenario.

Si en pintura podemos ver dichos paisajes en obras de Caspar David Friedrich, en fotografía los podemos ver en la obra de autores como Peter Bialobrzeski o Ruben Brulat por citar algunos. En las imágenes de estos dos fotógrafos encontramos a un personaje solitario o un reducido grupo en proporción muy inferior al paisaje en el que se encuentran. Estos paisajes además suelen tener un punto de vista muy elevado si no incluso un picado y no creo que sea algo casual elegir este punto de vista, como si una deidad nos estuviera observando.

Caspar David Friedrich. Monje cerca del mar.
Peter Bialobrzeski. Serie Heimat.
Ruben Brulat. Serie Primates.

Otros pintores y fotógrafos siguen incidiendo en la idea de la naturaleza dominante pero renuncian a la presencia del hombre en ese escenario, es lo que se puede llamar paisaje naturalista, estos autores enfrentan al hombre en la escena desde el punto de vista del espectador, es un punto de vista más subjetivo que el caso anterior. Suelen ser imágenes donde los protagonistas son fenómenos atmosféricos, por ejemplo tormentas, en los que no mantenemos firme el horizonte, en los que perdemos un poco la nitidez con que observamos la escena, son recursos para transmitirnos la sensación de que no controlamos la naturaleza. Para ilustrar este tipo de paisajes os muestro unas imágenes del pintor William Turner y del fotógrafo Tod Hiddo.

William Turner. Tormenta de nieve.
Tod Hiddo. Serie Landscapes.

Un segundo tipo de paisajismo pretende mostrar la naturaleza dominada, en la que el hombre ya no está en peligro ante la naturaleza salvaje, como en el caso anterior, sino que la ha conseguido domesticar. En estas imágenes la fotografía intenta representar en cierta manera la topografía teniendo en cuenta la presencia del hombre en el entorno. Son imágenes transparentes, como diría Stephen Shore, que permiten ser vistas deteniéndose en muchos detalles.

El pintor por excelencia en esta categoría de paisaje es el que se dice fue el primer paisajista  "universal" de la historia, Joachim Patinir. Podéis observar la gran cantidad de detalles que incorpora la imagen, una perfecta topografía. 

Joachim Patinir. Paisaje con San Jerónimo.

Ejemplos de esta relación de igualdad entre el hombre y el paisaje y de su integración en el mismo pueden ser las imágenes de los fotógrafos Xavier Ribas o Alexander Gronsky. Estas son imágenes en las que podemos ver como los sujetos se integran perfectamente en el paisaje sea cual sea su estado, incluso en la periferia de las ciudades, un paisaje para nada sublime.

Xavier Ribas. Serie Sundays.
Alexander Gronsky. Serie The Edge.

Un tercer tipo de paisaje  es aquel en el que vemos como la naturaleza ha sido colonizada por el hombre. No existe ningún asomo de amenaza de la naturaleza hacia el hombre, en todo caso podría ser al revés. En este caso respecto al paisaje sublime la diferencia es muy clara, ahora la naturaleza puede ser la que está en peligro.

Si en pintura podemos hablar de Albrecht Altdorfer, en fotografía el autor que encaja perfectamente en esta categoría de paisajes es Edward Burtynsky. Sus imágenes suelen girar en torno a la dominación de la naturaleza por el hombre.

Albrecht Altdorfer. La batalla de Alejandro Magno.
Edward Burtynsky. Serie Oil.

Aunque también otros autores han realizado trabajos en esta línea como Mitch Epstein o Nadav Kander entre otros.

Mitch Epstein. Serie American Power.
Nadav Kander. Serie

A partir de otros criterios se podrían hacer otras tipologías de paisajes pero el criterio utilizado aquí me parece interesante por lo comentado al principio, porque este criterio habla de nuestra relación con la naturaleza, si ésta es de igual a igual o bien una de las partes está sometida. Por otra parte aclarar, aunque es obvio, que los autores elegidos aquí pueden tener imágenes a incluir en más de una categoría y que por supuesto existen muchos más autores que no han sido citados. Ahora, intentad vosotros mismos asignar una categoría a los que conocéis, a ver si funciona la categorización o si por el contrario deberíamos ampliarla. Espero comentarios...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...